FIBI

FIBI, una podenca mediana, fina y esbelta, de año y medio. Esterilizada, vacunada y desparasitada.  Tiene un carácter muy dulce y encantador, esperando una familia para darle mucho cariño.

Categoría:
Descripción

Descripción

Fibi tuvo la suerte de que la encontrara una veterinaria amiga de la asociación. Su estado la alertó y su corazón hizo que la recogiera. La estuvo tratando de problemas en la piel y aprovechó para hacerle analíticas completas, dando negativo en todo, estaba sana y los problemas se empezaron a tratar de inmediato, recuperándose muy bien. Fibi es una podenca de tamaño mediano, pesará unos 14 kgs. , ya no va a crecer más.

Es muy buena, cariñosa y agradecida. Como todo podenco su carácter es bueno, amable con todos los demás perros y encantadora con las personas. Una criatura que lo que más le gusta es corretear y que de ningún modo caerá en manos de cazadores que abandonan sus perros al primer problema.

Fecha estimada de nacimiento: Noviembre 2017

La suerte abandonó a Fibi, un día antes del que iba a ser adoptada la atropella un coche. Ahora está en un hospital luchando por su vida, se le ha roto la cadera y tiene otros daños pero ella es muy valiente y va a salir adelante, se mantiene estable y habrá que operarla. No sabemos como quedará pero seguro que se recupera y vuelve a buscar sus oportunidades. Siempre hay una nueva ocasión para ser feliz.  Animo Fibi, eres la mejor!!!

Estamos a mediados de Julio, Fibi se está recuperando de una forma asombrosa, ya apoya la pata y hoy le van a quitar los puntos, está jugando con otros perros y casi hay que frenarla para que no corra. No cabe duda que es una superviviente con unas tremendas ganas de vivir. Se merece su tercera oportunidad, ya que ha superado dos riesgos de muerte anteriores.  Pronto necesitará una familia para no tener que volver al refugio. 

Fibi ha tenido  una fabulosa recuperación, juega y corretea como un perro sano y que se siente seguro.  Estuvo en casa de acogida pero luego ha entrado en el refugio, no  tiene secuelas de su operación, aunque se nota que echa mucho de menos el ambiente de hogar que conoció.  Se adaptaría de maravilla a una familia, es todo dulzura.  Alguien quiere darle su verdadera oportunidad???